Barrera contra el fuego

Después de un voraz incendio en el verano del 2012 en Andilla (Valencia), llaBarreras-de-cipres-para-combatir-incendios-forestalesmó la atención que sobrevivieran 946 cipreses.

Los especialistas constataron que el 90% de los ejemplares de ciprés plantados en la zona había sobrevivido. Se habían quemado pinos, carrascos, encinas, quejigos, coscojas, enebros, sabinas y aliagas, pero la barrera formada por los cipreses se salvó.

Los expertos aseguran que el ciprés metiterráneo tiene unas características morfológicas y ecológicas que le hacen “especialmente interesante” en la lucha contra los incendios, pues tiene menos inflamabilidad y combustibilidad que otras especies, baja emisión de partículas incendiarias y su acción como contra vientos dificulta el avance del fuego de copa, de suelo y de incendios explosivos.

Señalan; “nos es casual que no ardieran. La hoja del ciprés tiene más contenido de agua y las pruebas de laboratorio demuestran que tarda más tiempo en inflamar y, por tanto, retrasa la aparición de la llama, siendo esta además de menor longitud si se compara con la de otras especies.

La densidad de la copa de los cipreses hace que en su interior disminuya la circulación del aire y, por tanto hay mucha menos proporción de oxígeno, que es el elemento que actúa como carburante.

Avatar

Acerca de Administrador

Ondabit Radio
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta