Dispositivos bioabsorbibles

Para solucionar las obstrucciones arteriales, los cardiólogos recurren a menudo a la stents, dispositivos cilíndricos que tienen forma de tubo y que, colocados en el interior de los vasos sanguíneos, permiten una adecuada circulación de la sangre.

fig16_stent1_spPor lo general, estas mallas son metálicas. Sin embargo, un nuevo tipo de dispositivo que “desaparece” de las arterias tras haber cumplido su función va abriéndose camino en los quirófanos españoles.

Se trata de los stents reabsorbibles, un producto que, realizado a partir de materiales biodegradables, se “disuelve” en un plazo máximo de dos años sin dejar ningún residuo.

De momento, su colocación ha sido experimental, pero su uso se irá generalizando en los hospitales. Su utilización no se recomienda todavía en casos en los que las arterias estén muy calcificadas y en bifurcaciones importantes, ya que su “navegabilidad”  por la arteria es “ligeramente inferior” a la de los existentes.

Con todo, se cree que estas limitaciones podrían superarse, ya que los stents bioabsorbibles están dando buenos resultados en este aspecto, según recientes investigaciones.

Avatar

Acerca de Administrador

Ondabit Radio
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta