El Amante

Aquí estoy, desnuda, en la cama, esperando que venga mi amante.

Hace mucho rato que se marchó y me dijo que volvería pronto, pero me estoy desesperando, cada minuto que pasa aumenta mi pasión, pues no sé que es lo que está tramando.

Estoy con los ojos tapados, con un pañuelo de seda. Su tacto es muy suave y me gusta… a pesar de que me puso un poco de música bajita para que la espera se me hiciese más corta, el tiempo no pasa, pero noto que mi excitación sube por momentos… vente ya!!! No me hagas esperar más!!!!, por favor… sáciame mi sed de amor…!!!, Ven!!!, No quiero seguir atada a la cama sin poder consolarme!!! Las ataduras son de seda, dulces, suaves… pero desesperantes….

Al poco llega… debe de usar una bandeja, pues oigo los tintineos de los recipientes, pues aunque no le escucho andar, las cosas se mueven y chocan entre si…

Se sienta a mi lado, en la cama, me roza y no noto que lleve prendas, noto el roce de su piel, suave… me encanta… oigo como pone algo en la mesilla de noche, y comienza a besarme, primero me da un beso de bienvenida en mis labios, a pesar que la que esta esperando soy yo… y sigue besándome calidamente por el cuello, un beso tras otro, aumentando más si cabe mi excitación…. Desplazándose por los brazos hasta llegar a las ataduras, donde se detiene.

No siento nada, no lo oigo, de repente algo un poco frío empieza a recorrer mi vientre, que calma mi calor, o lo atiza más… se detiene por unos instantes. Ahora siento que es algo suave, pero siento una débil punzada un momento, a lo que me quejo y gimo tímidamente por dolor o excitación, no parece que fuese intencionado.

Me deja oler el objeto…. Una flor… debe de ser una rosa… y me la quita otra vez… no puedo más… necesito tenerte ya… vuelve a darme besos, pero esta vez en mis pechos, bordeando las aureolas y acercándose a mis pezones, pero sin llegar a ellos, me está haciendo sufrir de placer y desesperación. Cada vez que intento decirle algo, me sella los labios con un beso, o rosacon un dedo….

Ha parado otra vez, y vuelve a la carga…. Esta vez el tacto es cálido, un poco viscoso, que recorre el canalillo de mis pechos hacia mi cuello, pero no deja que llegue. Con su lengua me lame el pecho, evitando que el líquido llegue a salirse de mi cuerpo.

Estoy desesperada y ya no se que hacer o decir. Está limpiando todo mi cuerpo, me recorre con su lengua y con sus besos, siento como él también está excitado.

Lo siguiente que escucho es el abrir de un bote, a continuación como se frota las manos y me extiende algo por el cuerpo. Comienza en mi cuello extendiéndolo y dándome un masaje, sube por un brazo, frotando con sus grandes manos, pasando lentamente al otro para comenzar a bajar por mis pechos, lugar donde se entretiene cuidadosamente, haciendo círculos en su zona, excitándome cada vez más… y continua bajando, acaricia mi vientre, se detiene, lo roza con sus dedos, se entretiene otra vez y continua bajando hasta el centro de mi amor… donde yo quiero que llegue… pero pasa de largo y sigue descendiendo por una de mis atadas piernas, no puedo moverme mucho y protesto agitándolas un poco, pero hace caso omiso y frota mis muslos, creo que voy a reventar, sigue con su viaje por mi cuerpo y llega hasta los tobillos, se cambia a la otra pierna y empieza a ascender, creo que ahora si que hará lo que quiero, que se entretenga con mi coño. Cuando ya ha pasado mi muslo, avanza cada vez más despacio, hasta llegar a mi monte de Venus, bien depilado con una pequeña raya que indica donde esta mi entrada a mi centro… y comienza, esta vez si, a lamer mis jugos.

Por fin me da lo que yo quiero, me retuerzo de placer y deseo su polla…. El lo sabe, por eso se entretiene tanto tiempo ahí… juega con mi clítoris rozándolo con los dientes, deslizando la lengua y metiéndome un dedo en el coño, que empieza a contraer y a girar dentro buscando mi punto de placer….

Cuando de repente… me deja sin nada… ya no siento nada, salvo que él está presente, seguramente mirándome, observando como mi cuerpo pide a gritos que le den placer…. Y al momento, noto como en la entrada de mi cuerpo, se introduce algo, duro, calido, lo que yo andaba buscando…. Por fin se ha decidido darme placer… se mueve lentamente, rítmico, dentro de mi, a veces girando sobre sus caderas, como si estuviese bailando salsa, pero suavemente y despacio, muy despacio, noto que me estoy empezando a correr, como recorre la electricidad por mi cuerpo, como mis músculos se contraen, es mucha la excitación que llevo dentro, no quiero que pare… quiero que se quede así toda la noche, y mañana, y el día siguiente…. Le oigo jadear, creo que se va a correr, pero desconecto, ahora solo pienso en mí, como se me cierran con fuerza los ojos a causa del placer, emitiendo jadeos… y por fin… lo que tanto anhelé… mi placer elevado al máximo exponente… me tiembla el cuerpo…. Noto que el se corre dentro de mi, dejándome todo su liquido, todo para mi… y caigo rendida… sin fuerzas, durmiéndome sin querer dormir….

Cuando despierto, ya no estoy atada… y él está a mi lado, abrazándome, agarrándome uno de mis pechos y con la otra mano en mi coño, como tapándolo… Nunca pensé que un amigo podía hacérmelo con tanto cariño, al menos mi acompañante de esta noche no se fue sin despedirse…

Esta vez cuando se despierte… se llevará una sorpresa… lo ataré y le haré sufrir… …igual que me hizo a mí…

Avatar

Acerca de Danielo

Gestor de Contenido Web
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta