Felicidades a todos los padres que se merezcan serlo

¡Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hij@ de buen padre!

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta