La importancia de los valores.

Desde que nacemos, tomamos un rumbo, al principio de mano de los padres, para más adelante iniciarlo o reconducirlo por uno mismo.
Cada vez me doy más cuenta de lo importante que es orientar a los hijos hacia el camino adecuado. Pero ¿cuál es ese camino? ¿Quién debe decidirlo?.

Nosotros como padres debemos asumir como nuestra la labor de educar en valores, en unos valores que asienten la personalidad de cada uno de nuestros hijos, el respeto, la responsabilidad y todas esas palabras que suenan tan bonitas, pero que olvidamos fácilmente.
Tenemos que observar y descubrir. ¡Es toda un aventura, os lo puedo asegurar!
Detectar cuál es el talento innato de cada uno, para potenciarlo y ayudar a adquirir conocimientos, para que más adelante cuando llegue el momento de andar solos no tengan que decidir un camino o deban volver atrás a reconducirlo, sino que sea una continuación de lo que para ellos valen realmente… En definitiva que sean felices haciendo lo que les guste y para lo que están programados de forma natural.

¿Cuanta gente hay hoy en día con una carrera universitaria?¿cuantos de ell@s están trabajando en la profesión de la titulación obtenida? Que conste que no estoy en contra de los estudios, al contrario, pero debería potenciarse la formación personal y profesional de los jóvenes de forma individual, potenciando la creatividad, la imaginación, la comunicación, el respeto, el compromiso, la responsabilidad,………¿Porque no enseñarles a usar su tiempo? ¿Orientándoles a aprovechar sus esfuerzos y logros hacia algo productivo y que les dé valor?

En definitiva enseñadles a vivir, sobre todo FELICES.

Avatar

Acerca de Clarola

Gestora de contenido web
Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta