La quinta del Buitre cumple treinta años

Esta noticia va dirigida a todos los Merengones aunque yo sea India.

Treinta son muchos años, pero parece que fue ayer. La huella imborrable de La Quinta del Buitre es tan latente que sigue presente. El Bernabéu todavía no lo ha olvidado. Echa la vista atrás y recuerda con orgullo una generación de futbolistas que cambió el Real Madrid y el fútbol español. El madridismo no ha sentido nada igual en sus más de 100 años de historia viva.

Sanchís, Martín Vázquez, Míchel, Pardeza y Butragueño, el abanderado de los canteranos que rompieron las puertas del primer equipo. Sólo Pardeza se marchó pronto de casa. Los otros cuatro fueron los representantes de la movida madrileña en torno a la pelota.

Manolo Sanchís y Rafael Martín Vázquez debutaron un 4 de diciembre de 1983 en La Condomina y luego vinieron los siguientes. El Madrid se rejuveneció y la alegría llegó hasta las gradas, en las que todavía permanecen en la memoria los regates del Buitre, los centros con pajarita de Míchel o los controles dirigidos de Martín Vázquez.

Los títulos, numerosos y grandiosos (5 Ligas y 2 Uefas), arropan el significado de la Quinta. No se levantó la Copa de Europa, pero eso no fue un problema para ganarse el corazón del madridismo. Da igual lo que llegue o esté por llegar. Eso era otra historia. Julio César Iglesias, su mentor, convenció a Alfredo Di Stéfano escribiendo unas líneas muy valientes. Luego, se atrevió La Saeta y luego llegarían esos chavales que iban a comerse el mundo, redondo como el balón, claro.

Avatar

Acerca de Clarola

Gestora de contenido web
Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta