La rana que se convierte en reina.

Esta mañana nos hemos quedado todos a cuadros con la noticia de la abdicación del Rey ( y no nos referimos al del tablero del ajedrez). Más de un@ seguro que ha pensado… ¿tan mal se encuentra?. Hombre!!! Mal, lo que se dice mal… la verdad,  es que la llegada de la  jubilación de Don Juan Carlos ha tardado un pelín, claro que… comparada con la “nunca llegada jubilación de la Dama de Hierro”… podemos decir que  el Rey se jubila cual bebé.

A mí este hombre me resulta simpático, pese a su “error” cazando elefantes…( que cosas… digo elefantes y me acuerdo de… sí, de Liante).

La vida es un cuento que hay que vivir… y mira que cuento más “chuli” va a escribir nuestra ranita Leti, que besada por el príncipe se va a convertir sin quererlo ni beberlo en la nueva reina de España.

No me gustaría estar en su pellejo, Doña Sofi ha dejado el listón muy alto, esta mujer no ha cometido errores reconocidos.

Lo dicho mis queridos sapitos y princesas… vamos a vivir uno de los momentos históricos de España.( Me encanta el riesgo!!!).

1959346_788750454476969_8805893932811516014_n

Avatar

Acerca de Clarola

Gestora de contenido web
Marcar el enlace permanente.

2 comentarios

  1. Pues seria buen momento para dejar paso a la república, y dejar atrás la anacrónica monarquía…

    No se aun que sentido tiene la monarquía en España, ese tipo de cosas son las que debemos pasar paginas para quitarnos de encima esa vieja y roñosa España.

  2. Ciertamente, nos quedamos a cuadros… puntos suspensivos…

    Yo, personalmente, ni la veo ni la veré como reina de nada. ¿Por qué motivo, qué hizo para ser reina?, casarse con el Principe de Asturias simplemente. CHIMPÚM. ¿Son más sus hijas que el mío, o los vuestr@s?.

    Es más, ya puesta -y enardecida!- por qué motivo tienen que reinar en España los descendientes de los reyes franceses?… SÍ, esos que pasaron por la bastilla allá por el 1792 y 1793. En fin, este país nuestro is diferent!, y lo que nadie quiere, aquí lo tragamos con copas.
    ERan otros años, ya, eso dirían mis abuelos si estuvieran vivos.

    Volviendo al tema, si el principe Felipe fuera un rey justo, él mismo pediría un referéndum no-vinculante para saber qué quiere la mayoría del pueblo español, ya que si nos metemos en agua mayores y pedimos una forma de Estado distinta de la actual, sería casi casi un imposible. Habría que reformar la Constitución, y según su artículo 166 al 169 haría falta el 66,66% de las Cámaras; la Disolución del Parlamento y al final convocar un Referéndum Constitucional (100% vinculante y decisorio/decisivo).

    Bueno, veremos en qué o cómo acaba todo. Lo que está claro es que no es justo y las cosas por imposición no avanzan como deberían. Soberanía y Democracia sí, ciudadanos tamén, súbditos yo -al menos- no.

Deja una respuesta