Olvidemos lo aprendido

Saber olvidar es buen paso para obtener nuevos y útiles aprendizajes, sobre todo cuando hablamos de ética, valores y normas de la convivencia. Los expertos lo llaman “desaprender”.  Un término que el diccionario define como “olvidar lo aprendido”.

Sin embargo, la breve definición deja de lado algo fundamental: desaprender requiere un esfuerzo consciente, pues no se trata de un descuido u olvido mediante el que el individuo saca del recuerdo un conocimiento obsoleto, desafortunado o incluso nocivo.

Se refiere a la necesidad de eliminar determinados aprendizajes aaraigados en los dichos y cultura que hoy resultan perjudiciales para la persona y la sociedad. Existen muchas expresiones antivalores que se han enquistado en el subconciente colectivo. Es hora de dejarlas a un lado…

Deberíamos erradicar, por ejemplo, la creencia de que “Un clavo saca a otro clavo”, porla cual alguien que fue traicionado se siente con autoridad para actuar de manera semejante. “El que peca y reza empata”, “EL que me la hace la paga”, “Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón”, “El fin justificalos medios” (que maquiavélica idea).

Avatar

Acerca de Administrador

Ondabit Radio
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta